Postres sin culpa, Recetas
comentarios 2

Tarta frutariana Love & Roses

Esta tarta es súper especial. La preparé para alguien también muy especial y en principio iba a ser una tarta frutariana de higos y cerezas. Pero, a veces pasas que no todos los ingredientes están disponibles cuando una sale a hacer la compra receta en mano. No hubo manera de encontrar higos frescos, bueno, sí, sí que había, pero los “bonitos” no eran ecológicos y los ecológicos no eran tan “bonitos”. En general, me da igual si una fruta está más o menos inmaculada, todas son bellas a mis ojos; la variedad de pequeñas formas y máculas es lo más natural y lo más preferible. Pero para una tarta, pues intento escoger frutas que luzcan.

Así que decidí cambiar mi receta mientras hacía la compra, y el resultado fue espectacular. Esta tarta, a diferencia que la tarta frutariana de higos y cerezas, no era una tarta para el día a día, así que me permetí unos cuantos toques festivos que, créeme, acabaron dando a la tarta un sabor espectaculares.

En cuanto tengas unos momentos de tranquilidad en la cocina, la tienes que preparar. Es una maravilla que seguró sorprenderá y deleitará a todos.

Aquí viene ya la receta.

Tarta Love & Roses

Tiempo de preparación: 10 min Tiempo de cocción: no necesita Listo en: 2 horas

Ingredientes

Para la base
500 gr de orejones de albaricoque naturales

Para el relleno
3 melocotones de viña grandes, lavados, con la piel y la semilla descartada
4 peras Anjou, lavadas y con la piel
50 gr de manteca de cacao, en estado líquido (derretir al baño María)
1 c. sopera de pétalos de rosa, deshidratados y molidos
2 limones, el zumo
17 cerezas maduras
24 bayas goji

Método de preparación

Utilizaremos los orejones, nada más que los orejones, para dar forma a la base de la tarta. Primero de todo, trocea todos los orejones con un cuchillo, en cubitos pequeños. De cada orejón puedes hacer unos nueve trocitos. También vas a necesitar una base desmoldable para tartas de unos 24 cm de diámetro. Recorta un círculo de papel de hornear del tamaño de la base del molde y coloca en el molde. Ahora, coloca pequeñas porciones de los orejones troceados sobre el molde y presiona suavemente con los dedos para crear una masa de aproximadamente 1 cm de grosor sólo de carne de orejones. Añade los orejones troceados, presionando con las yemas de los dedos y dando forma hasta tener la base cubierta y bien homogénea. Reserva.

Ahora prepararemos el relleno.

Lamina las peras con la ayuda de una mandolina, las láminas deberían ser de 1 mm de grosor. Tan fino como puedas. Una vez laminadas las peras, baña en el zumo de limón y reserva.

En una batidora de vaso, coloca los melocotones deshuesados y troceados, la manteca de cacao y los pétalos de rosas molidos. Bate hasta obtener una crema bien suave y emulsionada.

Ahora ya podemos rellenar la tarta. Coloca una primera capa de pera en láminas. Una vez lista la primera capa de pera, cubre con 1/3 de la crema de melocotón y rosas. Repite la operación dos veces, tienes que tener tres capas de pera y tres de crema de melocotón.

Ya casi estamos. Decora al gusto la superficie de la tarta con láminas de pera restante, las cerezas y las bayas goji.

Ya está, lista. Pero primero tiene que reposar un mínimo de dos horas en la nevera antes de servir. Luego, ya estará lista para desmoldar con cuidado y servir. Una tarta muy especial, para gente muy especial con un fondo de chocolate, melocotón y rosas maravilloso que recuerda los cuentos maravillosos del antiguo lejano Oriente… Ahora sí que no te podrás resistir.

¡Ahora te toca a tí!

¡Bon appétit!

2 comentarios

  1. Beatriz Ester Galante dice

    Hola!!! la hice con otros ingredientes (los que conseguí) deliciosa!!!! gracias Beatriz

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *