Panes. Crackers y galletas, Postres sin culpa, Recetas
Deja un comentario

Galletitas de pétalos y agua de rosas

Con estas galletitas tan especiales, vamos a celebrar el día de hoy, Sant Jordi; o San Jorge en su traducción a español.
De donde yo soy, Sant Jordi es un día de celebración muy especial. Sant Jordi es el patrón de Catalunya, y es costumbre regalar una rosa roja o un ramo de rosas a la mujer amada en tal ocasión para recordar la leyenda y hazaña que todos conocemos de San Jorge y el dragón. Aunque este día también coincide con el día el libro, por esto se instalan mil stands en las avenidas y calles principales de Barcelona con las últimas publicaciones y otros miles de libros para vender en un día tan señalado, el día en que murió Cervantes. Así que también toca libro. O como se dice en Barcelona: “Sant Jordi, libros y rosas”.

Dicen que la rosa roja es el símbolo del amor y la reina de todas las flores. Personalmente, los ramos de flores nunca me emocionaron. No me gusta que me regalen plantas sin raíces. Mi regalo preferido en tal día como hoy, por supuesto, es un buen libro. Aunque este año estoy muy celebrativa, así que he decidido celebrar este día con galletas de pétalos y agua de rosas.

Son unas galletitas muy rápidas y sencillas de preparar, muy sensuales de sabor y textura y con unos ingredientes muy especiales. A  mí me gusta acompañarlas con algo de chocolate blanco, en esta ocasión, he decidido acompañarlas de un chocolate blanco a la taza raw vegan que es puro terciopelo en boca. Aunque también quedan fantásticas acompañadas con una infusión suave, por ejemplo, una infusión de flor de hibisco o una infusión con especias como la canela y el cardamomo. Tienen un toque muy oriental, como de Las Mil y Una Noches.

Por otra parte, el agua de rosas y los pétalos de rosas tienen sus propiedades. Los pétalos de rosas sobre todo en infusiones y el agua de rosas son relajantes, antiestresantes y digestivas. A nivel digestivo, se puede utilizar agua de rosas o infusión de sus pétalos como un laxante muy suave o para combatir los parásitos intestinales. A nivel respiratorio, ayudan a combatir la gripe y los catarros. A nivel de la piel, aplicado de forma externa, son calmantes, cicatrizantes, antiarrugas y antiinflamatorios. El té de capullos de rosas (los capullos de rosas los encontrarás en herbolarios) es rico en vitamina C y antioxidantes (catequinas polifenoles) y nos ayudará a luchar contra el daño de los radicales libres y en la prevención anticáncer.

Si te animas a preparar un té de capullos de rosas, queda ideal endulzado con estevia. Eso sí, asegúrate que la estevia es en hoja seca o en extracto que conserve sus principios activos para poder beneficiarte también de esta otra planta, en vez de simplemente añadir un endulzante refinado a tus bebidas.

Bueno, a ver si te animas con las galletitas. Son buenísimas para cualquier ocasión que requiera un pequeño dulce. Y están listas en un santiamén, aptas para sorprender incluso a los más sofisticados.

Galletitas de pétalos y agua de rosas

Tiempo de preparación: 10 min. Tiempo de cocción: no necesita. Listo en: 2 h.
Para unas 8 galletitas pequeñas

Ingredientes

3 c soperas de harina de coco
1/4 taza de musgo irlandés
1/4 taza de agua de manantial
2 c soperas de aceite de coco, en estado líquido
2 c soperas de mantequilla de almendras cruda
2 c soperas de sirope de arce
2 c soperas de agua de rosas
1 c pequeña de fresas deshidratadas, recién molidas (puedes utilizar un molinillo de café)
1 c sopera de fresas deshidratadas, cortadas a trocitos
1/2 c sopera de pétalos de rosa deshidratados, desmenuzados
1 pellizquito de sal fina del Himalaya

Método de preparación

Lavar el musgo irlandés, cubrir con agua y remojar durante 8 horas para que las algas se hidraten. Descartar el agua de remojo y enjuagar bien. Colocar junto con todos los ingredientes húmedos en una batidora de vaso y batir hasta obtener una crema suave.

En un bol, mezclar la crema obtenida con la harina de coco, los pétalos de rosas, las fresas deshidratadas molidas y el pellizquito de sal. Mezclar bien con una espátula o una cuchara de madera hasta obtener una masa suave. Rectificar con más agua de rosas si es necesario.

Dividir la masa suave en ocho porciones iguales y hacer bolitas con las manos. Chafar suavemente utilizando la palma de las manos para formar las galletitas. Decorar con las fresas deshidratadas cortadas a trocitos. Colocar en las bandejas del deshidratador. Deshidratar a 40 ºC durante 2 horas y servir tibias.

¡Bon appétit!

Galletitas de pétalos y agua de rosas

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *